Adiós 2020 que te vaya bien lejos



Por lo visto este año parecido a un palíndromo no ha sido el mejor para muchos en el mundo por todas las razones que ustedes conocen, pero como estamos escribiendo para la historia es bueno recordar lo acaecido en este inolvidable año de los números dos repetidos al igual que su compañía de ceros.


Como no soy amigo de la apología de lo que hace o hizo daño a algo o a alguien voy a dedicar parte de este escrito a las cosas que considero buenas o no tan malas que sucedieron en estos meses de angustia que hemos pasado por causa de una pandemia la cual se inició al otro lado del mundo ( en La China). Relacionada con un virus que como todos ellos por su tamaño es imposible verlo a simple vista.


Sólo está al alcance de los científicos que cuentan con equipos especiales para su detección. Primero lo llamaron coronavirus y últimamente el nombre que le dan es “Covid 19”. No sé por qué no lo bautizaron Covid20 ya que en este fatídico año hizo su aparición a nivel global.


A todos los gobiernos del planeta tierra se les ocurrió que la única manera de controlar este mal era obligando a todas las personas a mantenerse enclaustrados en sus casas, prohibir la movilidad en todos sus medios.

Al cabo de los meses esa medida no resultó efectiva puesto que la mayoría de las personas se infectaron con el virus y contagiaron a todo aquel que estuvo cerca de ellos. De un país pasó al otro y de éste a otro y así sucesivamente hasta llegar a nuestro territorio arrasando con todo lo que encontraba a su paso.

Medidas van, medidas vienen, como toques de queda, salidas por turnos teniendo en cuenta los números finales de cédulas de cada quien, prohibiendo las aglomeraciones en fiestas, encuentros deportivos, manifestaciones, marchas, y demás.



En medio de todo eso surgen iniciativas buenas es el caso de la transformación del periódico El Mechón que pasó de un medio de comunicación local a uno de difusión global, aprovechando la nueva tecnología que está en las redes sociales, esto por iniciativa de un primo amigo del periódico quien me convenció a que diera este paso el cual fue como cuando el hombre llegó a la luna por primera vez.


Existía de mi parte cierto temor por el desconocimiento al manejo de este avance en las comunicaciones, pasar de lo físico (papel ) a lo digital es un trecho enorme, es como dejar el transporte en burro y subirse a un avión, como dijo Cantinfla en una de sus películas “lo Creo y no lo veo.


Es importante recordar que El Mechón hizo su aparición hace cuarenta y cuatro años ( enero 1977-2021), los cuales ha venido cabalgando en medio de las dificultades que tienen los periódicos en papel, por diversas razones especialmente económicas por ser un medio independiente de cualquier ideología partidista, religiosa, o comercial.

Hoy a escasos 60 días de estar escribiendo y publicando para los lectores del periódico, registramos con gran satisfacción y admiración hasta donde hemos llegado; puesto que se reportan lectores en tres de los cinco continentes. Todo por cuenta de un magnífico grupo de selectos profesionales en distintas modalidades, desde psicólogos, sacerdotes, abogados, administradores públicos, historiadores, poetas, licenciados en español y literatura.


Con este logro creo que hemos ganado el año en lo positivo. Por esta razón los invito a no amilanarse con lo trágico del 2020, sigamos adelante porque el camino es largo y somos nosotros los que tenemos que enderezar los tramos que recorremos y corregir algunos torcidos que encontremos.

20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Add