Día de alegría para Arboletes.




El domingo 13 de diciembre de 2020 la parroquia Inmaculada Concepción del municipio de Arboletes tuvo un gran motivo para que sus feligreses sintieran enorme alegría. El motivo de este acontecimiento, debido que uno de sus hijos adoptivos Pedro Torrente Usuga, celebró su primera misa en esta parroquia luego de haber recibido el pasado 10 del presente año su ordenación como sacerdote en la Diócesis de Apartadó.


A esta celebración asistieron la madre del recién ordenado, dos tías, e integrantes de los diversos grupos de católicos de parroquia y varias personas de otros municipios de la zona de Urabá.


El templo estuvo bien engalanado como una novia el día de su compromiso matrimonial, por todas parte se respiraba alegría y los rostros de los feligreses lucían resplandecientes cual sol en la mañana en un día de verano en tierra caliente, era la bendición de Dios para todos sus hijos católicos que reciben en sus senos a un nuevo sacerdote quien de ahora en adelante en compañía del párroco estará al frente de esta grei llevándola de la mano por el camino del bien.

Es una ardua tarea en medio de la descreencia de la humanidad actual, sobretodo en la juventud que está siendo guiada o conducida por las redes sociales y otros medios de comunicación, que mantienen un efímero énfasis en los valores que otrora eran indispensable para una buena convivencia comunitaria. Ya casi no se atreven los padres hacer valorar lo que antes era indispensable para mantener un respeto entre padres e hijos so--pena de ser considerado como una persona ridícula ante sus congéneres.






10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Add