top of page

La ESAP, en función del desarrollo solidario territorial



Por: El Profesor Wilger Medina Rebolledo La Escuela Superior de Administración Pública, ESAP, en medio de la ordenación de su plataforma estratégica, (Misión, Visión y Objetivos estratégicos) para desarrollar en los próximos años, ha definido tres objetivos estratégicos que la convierten en el principal actor del cambio en los territorios.

En el marco de los sueños que inspiran el accionar institucional, así; Comunidad científica global; ii) Aliado estratégico en la reforma y transformación del Estado y iii) transformación organizacional”; Las Territoriales deben consolidar y fortalecer los procesos investigativos, que den línea para la implementación de políticas públicas territoriales que resuelvan demandas de las personas que lo habitan y que son propias de cada territorio, quiere decir, realizar investigaciones que permitan interpretar causas de problemas y potenciar soluciones eficaces locales.

Así las cosas, los entes territoriales se convertirían en los actores principales de cambio, en las situaciones problemáticas presentes en los territorios.

Los Municipios como actores de cambio, ya teniendo el diagnóstico, como consecuencia de la investigación aplicada, determinada por los grupos de investigación de la respectiva ESAP Territorial, teniendo como eje temático el diseño y la implementación las políticas públicas para el desarrollo de la economía solidaria, se sitúa en una escala muy cercana a las necesidades de los habitantes.

Los jóvenes, personas mayores, las personas que por su formación se encuentran alejadas de la productividad, el saneamiento, la gestión de residuos, el turismo, el mobiliario urbano, la planificación del espacio público, la gestión de la movilidad, la energía, la educación, la salud, las servidumbres, entre otras, no faltan temas, el municipio como territorio se convierte en un ecosistema complejo que convoca lo natural, patrimonial, cultural y lo humano, lo cual debe ser objeto de intervención y de cuidado diariamente.

En todas las partes del mundo, por muy desarrolladas que sean, han llegado a ello, precisamente porque involucran y consultan a los representantes de la sociedad civil, para responder a las diversas crisis sociales, económicas y/o ambientales en sus territorios, precisamente por la proximidad con los cargos electos se crean vínculos estrechos y han de tener en cuenta la experiencia de sus habitantes en los usos y las posibilidades que están disponibles en el territorios, lo que los convierte en coproductores de políticas públicas que les impactan directamente.


La investigación aplicada, como elemento efectivo de soluciones prácticas, se convierte en un instrumento eficaz para resolver problemas de la vida cotidiana que discurre en los territorios, para ello, los gobiernos locales deben recurrir a iniciativas de la economía social y solidaria en una preocupación por el desarrollo integral capaz de generar ingresos, así como, en fundar cohesión social, solidaridad, el hacer juntos, el sentido de pertenencia a las comunidades, dando prioridad a los recursos locales para satisfacer sus propias necesidades, y, entre otros, construir una cultura del consumo responsable.


En tal sentido, las entidades territoriales a través de sus autoridades, en el marco de sus alcances, competencias y funciones deben propender por generar espacios para el desarrollo y consolidación de la economía solidaria, entre otros, como:


Reconocimientos jurídicos; Más allá de las orientaciones de un partido o de la coyuntura económica, lo que se requiere es que las medidas estén amparadas por normas para garantizar las instituciones, para asegurar la perennidad. La inmutabilidad de dichas estructuras, hace más fácil el trabajo de colaboración entre autoridades gubernamentales con los actores de la economía social y solidarias.


Compras de funciones públicas, como palancas de transformación; es decir, implementar verdaderas formas cooperativas y asociativas, no crear fachadas para enmascarar las malas prácticas, se trata de resolver los servicios que demandan las personas en sus competencias sociales que no son cubiertas por el Estado, como los servicios públicos y los provistos desde las ordenes de prestación de servicios – OPS, éstas soluciones deben ser provistas por la implementación de políticas públicas en función de la autogestión, participación, reciprocidad, cooperación y decisión.


Políticas públicas en favor del desarrollo territorial; en razón de que, las organizaciones de economía social y solidaria surgen de colectividades normalmente marginales, en busca de su desarrollo y no se interesan en acaparar mercados, más bien, en función de favorecer el desarrollo social, cultural y económico del territorio, para ello es imprescindible, contar con un mecanismo para formar redes, establecer procesos de planificación estratégica, e implementar proyectos colectivos, como para garantizar el éxito de la política.

Políticas públicas como herramientas financieras para favorecer la economía social y solidaria; Es un reto, en tanto los gobiernos deberían facilitar el acceso al capital para que la unidad productiva se sostenga.


En Colombia existe el documento CONPES 4051 del año 2017, como basamento estructurante para formular y proponer acciones que permiten el reconocimiento, fortalecimiento y desarrollo del modelo de economía solidaria en el país.


Por último, en todos los casos la ESAP, desdela academia se convierte en la aliada principal y objetiva, como fuente de conocimiento para la proveer la posible solución de la necesidad detectada después de un estudio puntual y específico.



Junio 17 de 2023. Teléfonos 3017443705

12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


Add
bottom of page