top of page

La “raza” entre conceptualización, poder político y élite.

Haciendo un esbozo previo a emitir un concepto subjetivo, donde se puedan sopesar distintas matices de la antropología filosófica e histórica dentro del contexto psíquico, social, cultural del espécimen humano, quiero aportar respecto de un tema que es muy controversial y polémico por estos días, con todo el respeto y lo ecuánime que me caracteriza como ser humano.


Partiendo desde la revisión histórica, el concepto de “raza” según estudiosos del tema: tales como nuestro historiador Max Hering Torres, y el Británico Peter Wade. El término “raza tiene dos connotaciones:

1. Neutral. “ linaje” “descendencia”

2. Negativa. “ macula” “mancha”


Ambos autores coinciden en que no existen las “Razas”, la cual no tiene ningún sustento científico, por ser una construcción histórica social.


De acuerdo a lo anterior, me voy a atrever a dilucidar en el marco de este tema.


Si bien es cierto, que a raíz de tantos acontecimientos atroces, a partir en que la especie humana empezase a desplegarse por todas las esferas de la tierra, a ello, se ha aunado el control territorial, el sometimiento, las invasiones; y demás hechos inconmensurables del hombre fuerte contra el hombre tenue.

Asimismo, se fue agudizando la crisis en la época de la edad media, periodo histórico de la civilización occidental comprendido entre el siglo V al XV. Posterior a ello, entre los siglos XVI XVII; fue donde se empezó a abordar el tema importante que hoy divide al mundo contemporáneo y las actuales civilizaciones humanas. El racismo, en esto quiero profundizar: En las distintas esferas culturales, llámese Europa, América, Asia, África y Oceanía; se vislumbra por parte de las elites y familias de poder económico, un matiz denigrante por aquellos que no tenemos facciones y tez de sus predilecciones… Sus cerebros carcomidos no le permiten diferenciar los distintos fenotipos que hay en el género humano. En esta tendencia, es la que habita hoy gran parte de la humanidad, óbice de ello, son las atrocidades y desmanes que vemos a lo largo y ancho de nuestro espacio cosmopolita.


Creería, que los Estados deben implementar mejores sistemas y políticas públicas más responsables, donde permitan que los sistemas de gobiernos eduquen a la población que va a ser parte de las instituciones que nos representan en cuanto al orden; tal es el caso de los miembros de la fuerza pública y policías, son ellos los llamados al cuidado de sus conciudadanos, que en ellos se enmarque el orden y la justicia. No queremos que el pueblo cada día los vea como enemigos… Insisto, que la familia como factor estructural del orden primario, debe hacerle frente a esta situación; toda vez, que desde ese núcleo se origina el actuar comportamental de los individuos. Seguidamente, las instituciones educativas, posteriormente el ámbito social, cultural, moral; son producto y reflejo de las bases sólidas con que fueron criados desde sus hogares.


Las líneas que anteceden este escrito, guardan relación con los diferentes puntos de vista y contexto social en el que vivimos, por ende, es el reflejo de una sociedad enferma y con sed de venganza.


El tema principal que me tiene obstinado es el tema “racial y/o raza”, en la que explicamos inicialmente que no existe biológica y científicamente este concepto.


Permítanme recordarles una serie de premisas que son utilizadas a diario en nuestro léxico; las cuales aumentan sin medida alguna, de ellas nacen frases denigrantes para la dignidad y respeto por ser humano.


• Color blanco. Lo asocian con la pureza, divinidad, la bondad, la moral, la virginidad y la santidad.

• Color Negro. Lo asocian con la maldad, la anormalidad, el miedo e ilegalidad.

• En términos lingüísticos. En varios idiomas para expresar el carácter negativo de alguien o algo.


Español. Lista negra, magia negra, negrear, denigrar, diablo, viernes negro.

De acuerdo a lo antes manifestado, sigo sosteniendo que los diferentes contextos y matices sociales, deben ser evaluadas y sometidas a un control estatal, porque los colores no deben dar por certeza que algo sea de x o y forma, en relación al ser humano, las personas se caracterizan por su tez de piel, comportamiento, pensamiento y modos de operar; no por situaciones adversas como las que hoy nos tienen divididos y jerarquizados como si fuésemos mercancía o cosas de valor estimado en dinero. Somos más que pureza natural, pertenecemos al mundo por ser humanos y valemos porque el valor de la vida y la dignidad son incuantificables…

Para terminar, quiero que nos esforcemos cada día por ser mejores personas, no hay espacio en las mentes inteligentes para seguir aportando violencia; en el peor de los casos quitándole la vida a personas no solo por su tez, sino, por religión, políticas e ideologías y orientación sexual no compatibles con la de otros.


Ya fue suficiente con que el peso de la historia la carguemos un grupo minoritario, no bastándoles la brecha que se dilata cada día más con sus acciones macabras … Es bueno recordar, que los niños no conocen de estirpe, linaje, religión, ideologías, matices etc.; solo con el actuar y educación de sus padres y posteriormente la sociedad, son quienes inducen a malas prácticas como las antes mencionadas…


Conclusión, quiero ponerles este escrito a su consideración, para entrar al detalle del mismo; con el hecho que discernamos al respecto y nos pongamos de acuerdo no en lo que pensemos, sino, en lo estructural del tema. La vida, dignidad e integridad de cada ser humano se debe valorar y respetar, porque sin ello estaríamos condenados al colapso como espécimen humano…

32 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Add
bottom of page