top of page

¿Sociedad colombiana en involución?



Colombia en todos sus matices ha sido usufructuada por quienes se consideran ser los amos y señores del rebaño, esos pocos hacen la diferencia en todos los escenarios porque tienen el monopolio económico y sistemático. Los mismos que ponen y quitan dirigentes políticos.


La situación que atraviesa el país la han orquestado y dirigido los mismos que por siglos gobernaron y ahora que perdieron el poder por sus malas prácticas democráticas, se resisten y quieren acabar con el establecimiento sin argumentos y con una oposición que ni estudia ni lee; si no, que están en el parlamento porque detrás de ellos hay capitales y padrinazgos que los tienen como títeres en defensa de sus intereses.


La crisis social, política y económica es por la misma involución del pensamiento y preparación de la sociedad, más cuando no admitimos cambios de gobiernos, la sociedad ha permitido que su dignidad sea permeada, utilizada y socavada, lo que en siglos ha costado tanto; su dignidad la han dejado desprotegida para que con ella hagan epopeyas que a la final son desposeídos hasta de su propia existencia.

Me cuesta decirlo, pero alguien ha de decirlo, los malos nos han conquistado tantas veces que hoy somos un producto acabado de ellos, tan así, que somos una sociedad enferma y despavorida por ver y hacer la maldad, ya nada nos duele porque sembraron y enquistaron en nosotros el odio, el rencor e irrespeto, solo veo ganas de venganza, sed de sangre y hacer daño.


Uno de los poderes más cruentos son los medios de comunicación porque desinforman sin control, se oponen a lo que deciden las mayorías, tienen tan aniquiladas las mentes que hacen creer una mentira como la hipótesis más cercana a la verdad, todo lo tienen parcializado, ni por mas cosas buenas que tienda hacer el gobierno de turno lo publicarían, por el contrario, lo opacan con la mas vil censura. Eso es falta de ética, principios morales y sobre todo falta de profesionalismo y respeto por los comunicadores sociales que hacen un trabajo periodístico crítico, de análisis e investigativo.


En Colombia no se puede seguir viviendo con dogmas enquistados y seguir pensamientos doctrinarios que a la larga están exterminando la razón pura del saber, nuestra sociedad está mirando por el espejo retrovisor sin miras periféricas, somos miopes a la realidad actual de una nación, necesitamos personas consecuentes, que se ajusten a las necesidades profundas de este país. No podemos seguir y quedarnos en la diatriba de las críticas, eso dilata e irrumpe en el avance de la sociedad y las nuevas generaciones.


Los cambios desde cualquier escenario generan caos, mas, cuando se trata de lucha de clases sociales, allí existen factores dominantes que, prefieren mejor que se acabe el mundo a ser dominados, pero jamás ceder para que el desprotegido avance.


Esa es la pugna que parece inverosímil, pero ahí radica todo. Pugna que disemina las masas, nos divide y conlleva al holocausto.



Es hora de tomar decisiones serias, con miras a luchar por lo importante y significativo; eso es, el pensamiento humano, ese, aunque por complejo que sea debemos ponernos de acuerdo en lo fundamental… Y es, tomemos decisiones que aun sin estar de acuerdo lo hacemos por el bienestar de las mayorías, no es hora de discutir por partidos y movimientos políticos, porque la esencia de todo es la vida y eso no tiene color político, pero si es determinante a la hora de evolucionar en nuestra inteligencia como seres humanos, no permitamos que la involución de nuestros pensamientos nos haga trizas la vida en Colombia.



51 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Add
bottom of page