De siete colores a siete dolores.

Actualizado: 24 nov 2020

Así se encuentran los habitantes de la Isla de San Andrés y Providencia, hoy nuestros hermanos claman una ayuda para salir de la encrucijada en que se encuentran. Recuerden que cuando estamos muy estresados pensamos en un lugar maravilloso como este paraíso que está en medio del mar, el cual ha sido su atractivo, ahora por este huracán (IOTA) es su desgracia.

Se han preguntado ustedes ¿cuánto dolor están pasando los habitantes de estas isla hoy?Sintiéndose desamparados, en la intemperie, a merced de lo que venga?

Llegó el momento de tenderle la mano a quienes lo necesitan y ¿quien lo necesita más que aquellos que lo han perdido todo?, devolvamosle la esperanza, que es lo único que no deben perder hoy estos hermanos.


Esto debe ser un clamor que llegue a todos los que tengan un poco de humanidad, porque si hoy abandonamos a quienes lo necesitan todo, desde sus casas, sus enseres, sus negocios y hasta sus familiares, mañana cuando seamos nosotros los necesitados con qué cara vamos a reclamar a otros una ayuda que no la merecemos?, Hoy por tí y mañana por mí es el dicho popular.


Preguntemos cómo podemos hacer llegar nuestra ayuda, ya sea ésta material o efectiva.

Es el momento de sentir dolor por los que sufren y la ocasión de poder hacernos sentir como personas que realmente actuamos con sentido patriótico.


San Andrés y Providencia hacen parte del territorio de Colombia y como tal son parte nuestra, no las abandonemos a su desgracia. Ayudemos con lo que podamos, todos tenemos alga que dar. Se siente más satisfacción dando que recibiendo.


Sobretodo Providencia que por causa de este huracán sus habitantes quedaron en la intemperie a merced de la naturaleza. Y la caridad pública de quienes quieran colaborarles.

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Add