El taller de Juan

Actualizado: 3 may


El diccionario de la real academia española, define la palabra taller de tres maneras diferentes, para la escritura de este artículo nos quedamos con “Lugar en que se trabaja una obra de manos.”


En el municipio donde nos encontramos ubicados, Arboletes, Antioquia, Colombia existen muchos personajes talentosos de los cuales hemos escrito varias veces, en esta ocasión queremos contarles sobre Juan David Duque, un joven paisa procedente de Envigado que por razones del destino (para quienes creen en éste), un día tomó la decisión de trasladarse a este municipio a hacerse cargo de una propiedad que es herencia familiar, de la cual hablaremos en otra ocasión.


Juan, es un hombre de mundo, ha recorrido varios países, tiene amplio bagaje cultural y esto, le ha permitido ampliar sus conocimientos desde diferentes aspectos tales como lenguas, manejo de herramientas y reutilización de los recursos naturales como es, en este caso la madera de deriva.

En el recorrido que hicimos Julio Cavadia y yo, pudimos observar una gran cantidad de trabajos que Juan está haciendo con la madera de deriva que es aquella que trae el mar; en esta zona, proviene principalmente del río Atrato y la arrastra hasta la orilla de la playa, este material si no es recogido puede provocar erosión gracias al efecto rastrillo que es el vaivén cadencioso que produce esta madera junto con el roce de la arena y apoyado por las olas del mar.


El encuentro con este personaje fue fugaz y sorpresivo tanto para él, como para nosotros puesto que jamás esperábamos encontrar un tesoro escondido en la mente de esta persona; pudimos entablar una conversación amena, cordial y fructífera como si la hubiésemos planeado con antelación, quizás si la hubiéramos planeado no nos hubiese salido tan buena como resultó.

Juan nos mostró que con el producto regalado por el mar se pueden hacer diferentes elementos, utilizando los troncos, palos y raíces ya que tienen diversas figuras que al ser observadas con detenimiento se les va encontrando uso y finalmente su transformación es inmediata; de esta manera, podemos ver un tronco convertido en una mesa, otro en una silla y una raíz en lámpara. Si la necesidad o el deseo es tener una puerta segura y exclusiva, en la madera de deriva está la solución, ya que puede brindarle la posibilidad de hacer uso de ella, solamente falta ponerle un poco de creatividad, las herramientas pertinentes y un buen acabado final.

En nuestro recorrido, vimos toda clase de objetos útiles para un hogar acorde con la naturaleza y en armonía con los cambios que se requieran para estar a la par con el medio ambiente, la madera se puede transformar en cuchareros, mesas, escalones, portones de entrada para su propiedad, en fin, lo que usted necesite lo puede tener usando este recurso que está a la disposición de todos los que viven en las costas.


En la mente prodigiosa de Juan están latentes varios proyectos para desarrollar en el futuro inmediato con miras a atraer la curiosidad de los turistas extranjeros y nacionales.









256 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Add