El Altruismo de Rodolfo

Actualizado: 18 nov 2020

Rodolfo Mena Fernández, más conocido en la Municipalidad como “El Loco”, es miembro de una familia de pescadores muy reconocida en la localidad, él con mucha diligencia ha venido gestionando desde su propia iniciativa, mejorar el entorno de las playas, incluida la calle que sirve para la llegada al mar, inclusive en uno de los extremos de la calle conocida como la “calle por donde viven los mena”, - en honor a la gran descendencia de su padre.


Desde su altruista tarea ha mejorado en gran medida la vista, el aprecio, el hábitat, el disfrute de las personas cuando llegan a mirar el paisaje o a recibir aire puro, en tanto se observa el hermoso atardecer, el adelanto de las obras del muelle turístico en construcción, así como el zarpe y la llegada de los pescadores, después de sus respectivas faenas, tanto como sus ocasionales actividades al servicio del turismo.


Lo de “El Loco”, no es precisamente porque así lo sea, o padezca de alguna especie de desequilibrio metal, creo más bien, que se trata de la sana costumbre, que es propio de nuestra esencia cultural en ponerle “sobrenombre o apodo” a los jóvenes o más bien “pelaos” como suelen decir nuestros cercanos.

La plausible tarea del “El Loco” como popularmente se le conoce, incluye la construcción y mantenimiento de una especie de mirador natural y a su vez de las escalinatas originarias, que operan para garantizar la llegada a las aguas del hermoso mar, así como, a la contemplación de playas y atardeceres; Adicionalmente, muy recurrente con una periodicidad casi que diaria, realiza actividades de recogida de troncos y basura que arrastran las olas del inmenso mar y muchos desechos, que arrojan los desprevenidos pobladores y transeúntes cuando van al disfrute de un fenomenal baño o simplemente de paso ocasional.


Las actividades Inspiradoras ejecutadas por el extraordinario personaje, incluyen la disposición, adecuación y acomodamiento de troncos, basuras y elementos reciclables, lo cual impacta muy positivamente, los Objetivos de Desarrollo Sostenible, - ODS –, promueven la educación, los derechos humanos, los derechos de nuestros niños y niñas, la eficiencia en la mejoría de la cadena de vida, porque su tarea se puede incluir dentro de los proyectos de Cooperación y Desarrollo Sostenible.

Es una tarea elemental, con un alto contenido social que favorece el desarrollo de una “Cultura de la Corresponsabilidad” capaz de reordenar la interrelación entre la función burocrática del Estado y los principios políticos del Mercado, no solo en términos de legitimación, sino como precepto clave para definir el rumbo de los cambios de mentalidad en las nuevas generaciones. La idea es no esperar que lo pongan a remar si no coger por su propia iniciativa el timón de la nave, para tutelar el futuro turístico y de vida de la población.


La conducta humana, evidenciada por el referenciado personaje es una preocupación por los otros a cambio de ninguna recompensa, en el entendido de que las necesidades, posiblemente se podrán satisfacer con un tercio de agua de panela, pero las bendiciones, por la labor altruista y la nobleza serán más grandes que él.


Las actividades propias del procedimiento de vida que desarrolla “El Loco”, de mejoría del medio ambiente y de embellecer el lugar para el disfrute de propios y extraños se ejecutan bajos los principios de Realineación y Reconceptualización, dentro del campo de la neutralidad y arte de la función administrativa, porque nadie puede privatizar el espectro del beneficiado que se genera con el Altruismo de Rodolfo.


wmedinarebolledo@yahoo.com

Profesor Universitario, Teléfono: 3017443705

53 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Add