top of page

Sin problemas con poemas

Ya no me puedo despojar del asombro:

Me detengo a escuchar las miradas,

a observar las plantas acariciadas

por el viento fresco que atraviesa mis hombros


como una vacuna efectiva que me cura

esa horrenda enfermedad de pasar insensible

estos días humanos que se hacen terribles

sin contemplar la simpleza silenciosa y pura.


Escucho lo necesario y lo que me place

y cuando escribo vigorizo mis huesos;

así que atesoro lo que me abrace

como yo abrazo lo que insinúan mis versos.


Es propio del mundo no quererme mucho,

pero es fácil ignorar con poesía;

de ahí mi desvergüenza tan desvaría,

que si me insultan o critican, me importa un culo.


Autor: Santiago Moná

15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Aquí Yengue Yongo

Pregunta de Yengue Yongo ¿qué pasó con las letras que estaban en el edificio de la alcaldía? es la segunda vez que desaparecen pues ya esto habia ocurrido en tiempo atras. Según informacion de la admi

Comentarios


Add
bottom of page