Ansias de poder



Es inconcebible bajo cualquier precepto, argumento o justificación la muerte indiscriminada de cientos de personas en una guerra donde al final todos somos perdedores. Y bajo la mirada pasiva del resto del mundo como si lo que estuviera pasando en ucrania no afectara al resto de la humanidad.


Las ansias de poder, los intereses mezquinos y egoístas de algunos pocas personas que se creen invencibles y los dueños del mundo, hacen que las ciudades se conviertan en campos de batalla y sus ciudadanos se maten entre si, incluso siendo de la misma estirpe, dejando a su paso sangre, muerte y desolación.

Hemos dejado de ser una especie de homosapiens, es decir hombres sabios, inteligentes, sapientes y pensantes capaces de vivir en comunidad con nuestros semejantes.


El hombre ha perdido el humanismos a pesar de estar dotado de una capacidad cognoscitiva superior (pensamiento) y una habilidad que lo hace único en la especie (habla) que le permite resolver sus problemas a través del dialogo.


Ha pasado a convertirse en homodarwinianus, especie que solo le importa el bien particular, donde cada individuo busca su propio beneficio sin tener en cuenta a sus semejantes, acuden y se amparan en la frase de Maquiavelo “el fin justifica los medios” al homodarwinianus no le importa si tiene que matar, engañar, abusar o pasar por encima de los demás su único objetivo es conseguir lo que se ha propuesto.


En la actualidad la gran mayoría de los seres humanos han perdido lo que precisamente nos diferencia de los demás animales, la humanidad. no son empáticos, ni tolerantes, ni les gusta servir, lo único que pretenden es ser servidos y satisfacer sus propias necesidades.


Lo mas preocupante es que este comportamiento se ha normalizado como correcto, es común escuchar decir y aplaudir a una persona cuando comete actos inmorales o delictivos, en ocasiones la sociedad lo coloca como referentes, y los catalogan como personas avispadas, habilidosa para los negocios o emprendedoras sin importar si lo que hizo es moralmente correcto.


Las ansias de poder se ha convertido en la peor pandemia de la humanidad, la cual amenaza la preservación de la especie humana. Consecuentemente, el poder en el contexto perverso anti colectivo es sinónimo de división.


En un sentido del ser, dicho poder se encuentra en un extremo opuesto, ya que lo humano se ocupa primordialmente del beneficio social y colectivo, y el poder en ese contexto solo intenta satisfacer los intereses de unos pocos. Se tiene bastante claro que las relaciones establecidas entre los seres humanos hasta ahora no han llegado a ser suficientes para lograr una humanización plena.


Algunos analistas internacionales ven La posibilidad de que este conflicto escale a gran magnitud y se convierta en la tercera guerra mundial. Todavía esa posibilidad es incierta y poco probable, pero en todo caso se trata de una guerra y, al fin y al cabo, en cualquier momento se podría perder el control.



Felipe Ramírez Castillo

Psicólogo




137 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Add