"El rey escopao"



Por el profesor Wilger Medina Rebolledo

Eso no es más que un “Rey escopao”, era el título que le daba Oscar Hoyos, (q.e.p.d), a quienes, jugando una partida de ajedrez con él, trataban de hacerle una jugada o un movimiento estratégico para ponerlo en jaque, a quien denominaba “Rey Escopao”, era porque dicho movimiento lo tenía fríamente analizado y no causaba ningún peligro o amenaza para el juego que se estaba desarrollando.


Quería decir, el reconocido ajedrecista, quien, además, era un tramitador de Santafé de las platas, que el movimiento estaba “cantao”, que la jugada no tenía ningún riesgo para su tablero.

En medio del entusiasmo de las elecciones al congreso, se empezó a vislumbrar el posible Candidato o Candidata para la Alcaldía local, la dificultad era extensa, pasaba por definir el método para la escogencia, pero, además, que el escogido fuera el mejor, en tanto, se escuchaban muchos nombres dentro de las postulaciones, personajes de todo tipo, hombres y mujeres, jóvenes, veteranos profesionales con diferentes experiencias y como es lógico, con formas y personalidades distintas.


Desde entonces, los integrantes del equipo político responsable de tal decisión, específicamente los que se hacen llamar “la línea base”, empezaron a realizar encuentros y reuniones para garantizar, con mucha precisión que recayera el escogimiento en una persona que les correspondiera con reconocimientos, y con ello, sus beneficios, importaba muy poco, sopesar, con argumentos la posibilidad real de seguir con el poder desde la Alcaldía, ellos consideran que eso es un hecho.

En razón de la credibilidad y reconocimiento, además, del apoyo y presión que se pueda generar desde la institucionalidad se empezó una especie de encerrona y presión hacia la alcaldesa, acompañada de acciones de hostigamiento y descalificativos contra los posibles competidores que pudieran tener alguna opción de poner en riesgo la designación del escogido por “la línea base”.

Para calmar los ánimos, y que ello, no fuese a disminuir los guarismos políticos en favor de los aspirantes al congreso de la república, de su propio partido, se acordó de forma razonable, comprensible y expresa “que después de las elecciones congresionales se definirían las reglas para concurrir de la mejor forma y poder definir el nombre de quien sucedería en el primer cargo Municipal.


Así las cosas, imaginaba el suscrito, que semejante responsabilidad política implicaba la presencia del señor Senador, unos protocolos con garantías, un método de selección que permitiera objetividad, una masiva participación, en tanto, es de conocimiento público que, con solo los votos del partido de la U, en la localidad no se obtienen los suficientes para ganar la Alcaldía Municipal,

Algunos integrantes de la “línea base”, solo proponían “reglas de juego amañadas”, decían, por ejemplo, “que al perro no lo castran dos veces”, como si ya entre ellos, hubiese sucedido, en otra oportunidad, alguna trampa en este mismo sentido, de escogencia de Candidato.


De la “Línea base” los que se creen más curtidos y listos para para concretar hechos, se fueron identificando y estructurando reuniones en diferentes cabañas, casas de particulares y de sus confidentes integrantes para “cuadrar cosas”, entre otras, para la fecha que previamente habían definido, con el propósito de tener listo el proceso de escogencia del Candidato.


Todos los que se creen con derechos en la toma de decisiones democráticas en el seno de la colectividad local, en medio del estrés y la presión, utilizaron diferentes estrategias, desde maltratos a los aspirantes, a sus propios copartidarios, descalificaciones, irrespeto al conocimiento, con faltas a la verdad, a la democracia, participación y derechos políticos, cuadrar trampas en la escogencia de los votantes, imponer reglas sin ninguna neutralidad objetiva, presionar desde la contratación, hasta vincular a algunos funcionarios públicos en la toma de decisiones políticas, bajo la promesa de obtener tratos generosos, más allá, de los que pudiera alcanzar con sus buenos oficios como servidores públicos.


La presión ejercida por la “línea base” para la primera autoridad municipal, la vinculaba con decisiones políticas, que no tenía que tomar, fueron cuadrando el discurso con la estrategia, diciendo, por ejemplo, que “ya el señor Senador conocía todo y había dado visto bueno”, como para que no hubiera derecho al pataleo en las reglas dispuestas.


Una vez, socializadas las medidas, que no fueron de buen recibo por algunos aspirantes por los vicios en sus formas y contenidos en tanto, vislumbraban ganador cierto, por, entre otros los criterios para seleccionar los votantes y la presión ejercida por los representantes legales desde las Instituciones públicas locales.


Llegó el día D, con el entendido, de que habían menos participantes y que además, el que participaba no ponía en riesgo la Candidatura del “Astuto señalado”, pasado el evento, ya sorprendido con los resultados y las mofas, se percatan, que algo huele mal y todo parece que dentro de sus propios escogidos votantes, lo castigaron, votando por el otro aspirante en protesta, por las reglas tan marcadas en favor de uno de los participantes, los llamados a votar entendieron que fueron utilizados, que todo se convirtió en una pantomima, que se trababa de simular una verdadera fuerza en democracia y lograr reconocimiento y apariencia de legalidad para sus competidores, y por supuesto para la comunidad, pero no, en todos los movimientos y jugadas, tenían una intención clara de favorecer a alguien, que al final resulto escogido.


Por eso hoy, al igual que como lo decía el ajedrecista Oscar Hoyos, el tozudo Candidato seleccionado parece un “Rey Escopao”, no tiene forma de protegerse moral y políticamente, su escogencia es el resultado de una imposición estructurada con muchos afanes desde las reglas y presiones, más no, desde la alta y efectiva participación democrática.


Lamentable, que suceda este tipo de acciones, porque los jóvenes están buscando es un cambio generacional político, mucho más competitivo, razonable, sin sesgos, tranquilos, por las vías francas, en uso de toda la extensión que permite la participación en democracia.


Julio 26 de 2022.

wmedinarebolledo@yahoo.com; teléfono: 3017443705 - 3116501702

26 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Add