Nayib Enrique Manzur Cancino








Por: El Profesor Wilger Medina Rebolledo


El pueblo de Arboletes, lamenta profundamente la partida en este viaje sin retorno del dirigente político, amigo, padre, hermano y muy socialmente reconocido Nayib Enrique Manzur Cancino.


Proveniente de Lorica Córdoba, su tierra natal, con grandes ilusiones arribó a la territorialidad – Arboletes- en que suscribió sus luchas de la mano de sus padres, especialmente Don Ezequiel Manzur, hombre generoso y benévolo.


Como una familia, llena de sueños emprendió y terminó sus estudios de Bachillerato en esa gran promoción de 1969 que marcó un hito en la educación de nuestros coterráneos por ser la primera promoción de bachilleres de un pueblo que surgía con grandeza a orillas del mar caribe, en zona costera del departamento de Antioquia.




Nayib, desde su época de estudiante, dan cuenta sus compañeros, que evidenció sus admirables capacidades para entender las angustias y demandas de los hombres y mujeres en busca de oportunidades de desarrollo, con esa visión, después de terminar sus estudios medios, viaja hacia la capital de Antioquia con el objetivo de profundizar en sus ilustraciones universitarias y logró avanzar por la cima del derecho en el afán de comprender las resoluciones de las personas y sus entornos.

Incursionó en los ajetreos que demanda el entusiasmo y activismo político, de la mano del ilustre Político Antiqueño Dr. William Jaramillo Gómez, de lo cual nunca más se desprendió, esa fue su pasión, hasta el último día, luchó y creyó en la política como un instrumento democrático de transformación social.


Como tal, logró importantes reconocimientos en Antioquia hizo parte de la Asamblea Departamental, en su condición de diputado, conquistó, impulsar y apoyar grades obras para diferentes municipios entre ellos Arboletes y Necoclí en los cuales también, desde su condición de primer Servidor Público como Alcalde, se entregó al servicio de las personas y del desarrollo local.


Tuvo la fortuna de ser el primer Mandatario por elección popular de la Municipalidad de Arboletes, reconocimiento que obtuvo bajo las huestes del Liberalismo.

Nayib en su ejemplar vida cultivo grandes amigos, como político, como padre, como hermano y como hombre social estuvo siempre en el reconocimiento de los sus coterráneos, dió grandes enseñanzas y grandes lecciones.


Hoy, cuando la población lamenta profundamente su partida hacia el reino de los cielos al lado del señor, la historia no pasará inadvertida por sus logros y sus luchas, vivirías para siempre en las mentes como hombre sabio, prodigioso y poseedor de una inolvidable capacidad para gestionar acuerdos y voluntades en pro de resolver demandas y problemas sociales.


A su respetable y hermosa familia, que Dios les de mucha fuerza y voluntad para comprender su partida en medio de este virus por el que atraviesa toda la humanidad.

“Paz en su Tumba”





297 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Add