Sobre los debates presidenciales



Por Ramón Elejalde Arbeláez


Esta semana que termina se realizaron dos promocionados debates entre algunos de los aspirantes a la presidencia de Colombia. El primero fue organizado por Semana y El Tiempo y el segundo por el grupo Prisa con todas sus emisoras y medios de difusión. La selección de los candidatos para cada uno de estos eventos fue arbitraria y al gusto de los organizadores. Semana y El Tiempo invitaron a once candidatos y el grupo Prisa solamente invitó a tres de ellos. De antemano esta arbitraria selección produce inconformidad y sospechas de los objetivos ocultos que puedan tener los promotores de los mismos.


El foro de Prisa, de hecho, promocionaba a los posibles ganadores en las consultas de marzo, a no dudarlo, un direccionamiento del voto de los colombianos. Fue igualmente visible la actitud de los entrevistadores, en ambos casos, cuando veladamente buscaron cargarle la mano, en contra, a Gustavo Petro. Desafortunadamente para ellos no lo lograron y por el contrario produjeron un efecto contrario, pues el candidato de la Colombia Humana es un curtido experto en estos debates y un dominador de todos los temas de interés nacional. Si pretendieron minimizarlo, lo que lograron fue hacerlo ver como una persona preparada y con dominio de los temas puestos a su consideración. Se les creció.


Se puede afirmar y no es una percepción aislada de este columnista, que Gustavo Petro fue de lejos el ganador en ambos debates, a ello contribuyeron sus oponentes pues lo hicieron objeto de todas las miradas, todas las críticas y todas las objeciones. Demuestran actuar en gavilla y eso a los escuchas y espectadores, no les gusta y lo rechazan en grado sumo.


En el debate de Semana y El Tiempo, tuvieron una decorosa presentación Alejandro Gaviria y Francia Márquez, el primero especialmente cuando le refutó a Petro algunas de sus afirmaciones y lo hizo documentado y con seriedad. En mi sentir, Gaviria ganó muchos puntos ante la opinión pública con sus sesudas intervenciones. Francia Márquez es una mujer antisistema que con altura y lógica expone sus argumentos, debió sumar muchos adeptos con sus intervenciones.


Federico Gutiérrez y Sergio Fajardo tienen un discurso muy parroquial y parecieran estar en un debate por la alcaldía de Medellín o la gobernación de Antioquia. Más ponderado Fajardo, más con comentarios flojos Gutiérrez. Va quedando claro que el continuismo del actual gobierno lo están enarbolando Oscar Iván Zuluaga y Federico Gutiérrez, este último parece más estar enviando mensajes a las huestes Uribistas, que al público en general. Craso error.

Si los candidatos distintos a Gustavo Petro pretenden recortarle distancia, tienen que preparar mejor sus intervenciones y demostrar que tienen propuestas y que conocen la realidad colombiana. Con solo atacarlo, lo único que consiguen es que él le brinde a cada instante una sonora “peinada” para deleite de sus seguidores y preocupación de sus contradictores. Por lo demás, es bueno reconocer que, a pesar de los ataques, Petro ha permanecido sereno y dialéctico.

14 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo
Add